lunes, 11 de abril de 2011

VIRGINIA LABUAT O UN COMIENZO

Hay una frase de Khalil Gibran que dice: "Poeta es aquel que te hace sentir, tras haber leído su poema que sus mejores versos aún no han sido compuestos."
Creo que de Virginia Maestro, llamada Virginia Labuat, y de su nuevo y segundo disco "Dulce hogar" se puede decir esto. Ha comenzado, esta vez sí, una carrera. Tiene sus fans -fieles-, tiene talento, buen gusto y mucho tiempo para seguir mejorando.
El disco es irregular, pero tiene canciones excelentes. Como muchos otros prefiero las que canta en inglés: Run to you, The biggest love, I call your name, la juguetona Circus, la preciosa y sencilla Why. Pero algunas en español tienen un encanto particular: la intimista De liten y litin, 107 veces -no me gusta parte de la letra, pero el motivo músical es muy bueno-o una canción que tiene un no sé qué muy intenso y profundo, Hasta donde iré. Otras no me han gustado tanto, pero hay que reconocer que las defiende muy bien en los conciertos que ha dado hasta ahora -y que los fans han subido a you tube-. El último en Barcelona lo ha bordado.
Es un disco suyo, que se ha currado sola y el resultado es muy satisfactorio; es un comienzo. Le deseo todo lo mejor. Lo díficil es comenzar; luego vendrá el día a día, vivir de la música, ir encontrando un estilo más personal y definido... pero el primer paso ya está hecho.

Suerte, Virginia. Te la mereces.




Posdata: más entradas de Virginia Labuat aquí.